Category Archives: CULTURA E HISTORIA

  • -
Perito Judicial

Perito Judicial

Perito Judicial, una actividad profesional de fantasía y eventual.

La figura del Perito Judicial no existe como empleado propio de la Administración de Justicia, si no esta figura es externa a la Administración Pública de Justicia y por tanto se tratan de servicios que se prestan a modo privado, al igual que otras figuras, como las de, “Procuradores de los Tribunales” o “Abogados” que aunque realizan trabajos dentro de los tribunales, estos son totalmente independientes a los Juzgados.

En nuestra actual “Ley de Enjuciamiento Civil”, “Ley de Enjuiciamiento Criminal” no podemos encontrar la terminología Perito Judicial, pues esta no se emplea dentro del contenido de los códigos nacionales, sin embargo si es cierto, que en un lenguaje vago o fútil se suele emplear dicha expresión, tanto por profesionales del mundo jurídico como por funcionarios públicos representativos del poder judicial.

Los códigos legales nacionales acostumbran a emplear la definición de “perito de parte” o “perito designado por el tribunal”, pero rara vez los códigos o legislación nacional atribuyen los servicios de profesionales externos designados por el tribunal como unos servicios oficiales o públicos del propio Estado, de hecho, cuando un perito es designado por el tribunal, este puede solicitar una provisión de fondos para realizar dichos trabajos profesionales que solicita el juzgado, siendo ello la prueba de que dichos servicios se prestan por profesionales privados al servicio de la Administración de Justicia. Art. 342.3 de la LEC.

El perito designado podrá solicitar, en los tres días siguientes a su nombramiento, la provisión de fondos que considere necesaria, que será a cuenta de la liquidación final. El Secretario judicial, mediante decreto, decidirá sobre la provisión solicitada y ordenará a la parte o partes que hubiesen propuesto la prueba pericial y no tuviesen derecho a la asistencia jurídica gratuita, que procedan a abonar la cantidad fijada en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones del Tribunal, en el plazo de cinco días.

En el caso de que no se paguen por adelantado los honorarios que solicita el “perito privado”, este estará eximido de realizar dicho servicio a la Administración de Justicia, tal y como expone el Art. 342.3 de la LEC, lo que evidencia que este no tiene ninguna obligación a prestar dicho servicio (si no le pagan), hecho que demuestra que este no es funcionario ni representa ni trabaja de forma habitual para la Administración de Justicia.

Transcurrido dicho plazo, si no se hubiere depositado la cantidad establecida, el perito quedará eximido de emitir el dictamen, sin que pueda procederse a una nueva designación.

En la anterior Ley de Enjuciamiento Civil, los peritos eran nombrados por los tribunales a través del sistema de “insaculación”, esto quiere  decir, que los juzgados podían coger cualquier dato de las páginas amarillas o cualquier otra guía o publicidad de servicios profesionales, para encontrar al perito que necesitaban para cada caso.Esta dilación de los procesos para llevar a cabo la ardua tarea de los funcionarios del juzgado en tener que ir llamando o contactando con profesionales desconocidos y privados, para preguntarles si estaban o no dispuestos a actuar como peritos, ahora con la actual LEC se intenta solucionar, pues los juzgados deben contar con su propio listado de peritos ya confeccionado, pero aún y así en muchas ocasiones los juzgados han de volver a viejo método de insaculación cuando en dicha lista no encuentran al especialista deseado para una causa muy muy especifica o especializada.

Por tanto la definición de perito judicial es: Profesional externo a los juzgados y perteneciente al sector privado cual presta su servicio de forma eventual al juzgado sin ser considerado personal funcionario de la Administración Justicia, si no un profesional que actúa por cuenta propia y brinda su opinión al Magistrado/Juez y a las partes implicadas sobre aspectos en los que este es especialista.

El perito judicial o “perito designado por el tribunal” se diferencia del perito de parte en que el perito de parte es aquel que han contratado cualquiera de las dos partes de forma privada sin designa del tribunal, decimos pues, que la parte demandante o la parte demandada ha contratado por su cuenta los servicios de un perito de parte para presentarlo como prueba en defensa de sus intereses ante un juzgado.

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.

  • -
perder el juicio

Perder el Juicio

Saber Perder el Juicio y Saber Superarlo.

Como Introducción previa a este articulo hemos de comprender cual es la definición de Justicia, que en la wikipedia se define así:

La justicia (del latín iustitĭa)1 es la concepción que cada época y civilización tiene acerca del sentido de sus normas jurídicas. Es un valor determinado como bien común por la sociedad. Nació de la necesidad de mantener la armonía entre sus integrantes. Es el conjunto de pautas y criterios que establecen un marco adecuado para las relaciones entre personas e instituciones, autorizando, prohibiendo y permitiendo acciones específicas en la interacción de individuos e instituciones.

Cuando se experimenta la injusticia de un juicio defectuoso se produce una fuerte des motivación e incluso se puede llegar a perder la Fe en la Justicia, el sistema social en el que vivimos  y también la Fe en nuestra profesión (suele pasar a los noveles en el oficio).

Cuando una persona es la víctima o el inocente y además hemos sido condenados, en este caso se dice desde hace siglos que se puede llegar a perder la cordura.

Es conocida la cita de:

La razón perdió porque el juicio perdió.

Entonces nos preguntamos,

¿Como superan un Juicio Defectuoso, aquellas personas con sabiduría, que aún creen y mantienen su Fe en la Justicia?

La respuesta la teneis mas abajo donde os ilustraré un par de consejos del conocido Sócrates mezclados con otros consejos míos basados en la experiencia de 17 años de profesión, cuales aunque para muchos no sirvan para nada, a lo mejor a alguien le puedan ayudar:

1.- No le eches la culpa a la Justicia ni pierdas tu Fe en ella. (Al perder el Juicio, has aprendido que al servicio de la Justicia trabajan muchas personas incompetentes que la hacen tropezar).

2.- Tu sigues siendo Justo/a, mientras que quienes te han perjudicado faltando a la verdad, han dejado de serlo.

Sócrates: “Es peor cometer una injusticia que padecerla porque quien la comete se convierte en injusto y quien la padece no”.

3.- Nunca te tomes la justicia por tu mano, no lo hagas, no te rebajes,  Sócrates, citaba:

Sócrates: “Es preferible sufrir una injusticia, que cometerla“.

4.- Mantén integra tu Fe en la Justicia,  pues sería injusto que a causa de la incompetencia de otros también pierdas tu Fe, pues la pérdida entonces sería doble, y con ello darías una victoria doble a tu enemigo.

5.- Maten firme tu sentimiento verdad y de razón, pues sabes que tienes la razón.

6.- Aprovecha la experiencia personal o profesional sin ningún rencor. Piensa que cuando logres superar la injusticia de este caso, habrás superado la misma pues habrás logrado aprender a convivir con la incompetencia de los demás, sin perder tu cordura, ni la Fe en la Justicia.

7.- No tires la toalla. Las cosas no son fáciles para nadie, si deseas el éxito tienes que trabajar duro. Por ello, si tienes la mas mínima posibilidad de apelar, o una segunda oportunidad, aprovéchala.

8.- La vida siempre te dará una segunda oportunidad, pues el paso del tiempo nos pone a todos en nuestro lugar.

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.

  • -
historia de los peritos judiciales

La Historia de los Peritos

La Historia del los Peritos.

La Historia de los Peritos  se extrae de fuentes del Derecho Romano Clásico sin que tengamos mas antecedentes históricos de la existencia de los peritos en la época primitiva. En aquel entonces no eran necesarias la infinidad de profesiones y especialidades periciales que disponemos hoy día. De hecho, era común la especialidad del Perito Agrimensor para disputa entres propietarios sobre superficies de terrenos y lindes, y las Peritos Comadronas que informaban sobre resultados de embarazo. En el Derecho Post Clásico, con considerable importancia empiezan a aparecer los primeros Peritos Calígrafos para reconocer autenticidad de firmas y documentos empleando la técnica del cotejo de letras. En este aspecto cabe decir que la Ley de Enjuiciamiento Civil actual no ha variado respecto a la Historia y Uso de los servicios de peritos, pues se sigue haciendo mención al cotejo de letras del perito calígrafo, se continua usando el perito en topografía para deslindamientos de terrenos, y los peritos ginecólogos para asuntos de gestación y diagnósticos médicos de embarazo.

En la Edad Media y época de Carlos V, (1532) se empezaron a realizar los primeros Peritajes médicos a instancia de la inquisición, en casos relacionados con abortos clandestinos, infanticidios, lesiones, homicidios, etc. Es en este momento cuando aparece la figura del Perito Forense. Seguidamente en Francia se promulga la Constitutio Criminalis Carolina  conforme la han de realizar personas con experiencia mediante informes y bajo juramento, y en (1579) aparecen las Ordenanzas de Elois en las que se empieza a regular la actividad pericial.

En la segunda mitad del S XIX, se ha ido evolucionando en la ciencia y técnica del peritaje, y en España durante mas de una centena de años de profesión, las Universidades han formado centenares de miles de profesionales con las títulos oficiales universitarios de “Peritos”, ” Directores de Industrias”, “Técnicos Industriales”, “Peritos Industriales“, “Ingenieros Técnicos”, “Ingenieros Técnicos Industriales”, y finalmente “Ingenieros Técnicos especialistas“. Todos ellos han contribuido decisivamente en el desarrollo tecnológico y en el bienestar de los ciudadanos de nuestro país.

En España y en el ámbito industrial, debemos considerar el Real Decreto del 17 de agosto de 1901 de Romanones como punto de referencia de la creación del Título de Perito, es decir, de una nueva profesión. A modo de ejemplo, en el libro conmemorativo L’Escola Industrial de Terrassa 1902–2002 Cien Años de Vida Universitaria, que incluye la relación de titulaciones impartidas por la escuela por años y especializaciones, para 1902 leemos: Título Perito – Especializaciones Mecánica, Electricista, Químico, Industrias Textiles.

Tal y como se hizo en la historia pasada, actualmente la Ley de Enjuiciamiento Civil intenta regular la actividad de perito,  para ello el Art. 340.1 de la LEC exige que los peritos dispongan de titulación oficial en la materia para la que fueron nombrados.

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.

  • -
Los mejores peritos judiciales

Los Mejores Peritos

¿Donde Encontrar los Mejores Peritos?

A la hora de contratar un perito, muchos de nuestros clientes (entre ellos abogados) desean tener la garantía de estar contratando al los mejores peritos.

Para saber distinguir a los mejores peritos antes debemos saber que en el mercado de servicios periciales encontraremos dos tipos de peritos,  el “perito especialista” y por otro lado el “perito profesional o generalista”.

El Perito Especialista: es aquel que ejerce en su profesión o se dedica a la misma habitualmente, es decir, no se dedica a la profesión de perito pero es profesional en el sector que este trabaja por ejemplo un médico, ingeniero, arquitecto y en general profesionales que sólo actúan como perito en contadas y eventuales ocasiones. Estos peritos tienen la ventaja de aportar unos informes periciales muy especializados que pueden tener mayor peso que informes de otros peritos no especialistas en el área específica que son especialistas, e incluso pueden ser muy buenos redactando informes periciales y actuando en juicio aún y no siendo su profesión habitual la de perito judicial, pero lo normal es que no estén tan acostumbrados a redactar y actuar en juicio con la misma calidad que el perito profesional.

El Perito Generalista o Perito Profesional: es aquel cuya profesión es exclusivamente la de perito. Este profesional no tendrá tantos conocimientos específicos como el Perito Especialista aunque puede tener los conocimientos suficientes para poder actuar como Perito en el área específica. El perito profesional aporta garantías al cliente como por ejemplo, estar acostumbrado a hablar y comunicarse con los Abogados y Magistrados en sala de Juicio sin bloquearse por los nervios, poseer mayor capacidad de Expresión Oral para desenvolverse ante preguntas que pueden ser casi acosantes durante el acto del juicio y que pueden provenir tanto de los mismos Abogados como incluso del propio Magistrado/Juez, así como también realiza un informe mas conciso y adaptado a las expectativas de lo que se espera de un informe pericial.

Los Forenses son Peritos Judiciales Médicos encuadrados dentro de este grupo de los Peritos Generalistas o Profesionales y éstos actúan como funcionarios dentro de los juzgados en todas las especialidades de la medicina sin ser especialistas titulados en todas las especialidades.

Por tanto los mejores peritos son aquellos que reunen las dos condiciones, es decir, que su profesión sea solo la de perito profesional y que además utópicamente se dé la extrema casualidad de que su especialidad sea exactamente la que necesita el cliente o bien sin ser especialista tenga los conocimientos suficientes para defender el caso.

RECOMENDACIÓN PARA CONTRATAR LOS MEJORES PERITOS:

Cuando contratamos al perito especialista, tenemos cierta garantía en que su opinión tendrá mas peso que la de un perito profesional generalista, pero tenemos que tener en cuenta que dichos peritos eventuales no están entrenados en actuar en una sala de juicio. Los peritos (no profesionales) deberán enfrertarse a preguntas e interrogatorios de jueces y abogados que los harán sentir inseguros, bloquearlos o enredarlos en su actuación judicial, de forma que algunos abogados logran que incluso el perito diga lo contrario a lo que realmente piensa. Sin embargo el perito profesional, ya está acostumbrado a defender su informe y mantener su razón en dicha situación.

La experiencia es un grado de profesionalidad, por tanto la opinión de nuestra entidad es que en el caso de no poder contratar a un perito que reúna conjuntamente las dos características de perito especialista + perito profesional, nos decantemos por el Perito Profesional o Generalista, pues la experiencia nos ha demostrado en numerosas ocasiones que el perito profesional puede ofrecer unas mínimas garantías de calidad del servicio que se requiere o espera de un perito al actuar en juicio, no pudiendo el perito eventual o especialista garantizar un mínimo de experiencia o calidad profesional en su actuación en sala de juicio. En este sentido deberíamos valorar si los mejores peritos son siempre los especialistas o los peritos generalistas de profesión.

Recíprocamente, si Ud lo que necesita es que alguien le opere de la vista, nuestra Entidad le recomienda que contrate a un Médico Especialista en Oftalmología antes que al Perito Profesional o Forense Generalista del Juzgado.

Existe un proverbio  derivado del latín que dice:

“Ne sutor ultra crepidam” (cada profesional se debe dedicar a su profesión).

Los criterios de Calidad de un perito judicial, en su cierta forma están tabulados por el sistema jurídico, si desea seguir leyendo mas sobre la calidad de los mejores peritos lea este artículo.

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.