Category Archives: INFORMES PERICIALES

  • -
indemnización por accidente de tráfico

Indemnización por accidente de tráfico

Indemnización por accidente de tráfico – Actualización de Importes.

Para la indemnización por accidente de tráfico debemos centrarnos en la:

Ley 35/2015, para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Desde el 1 de enero del 2016, entra en juego la Ley 35/2015 mejorando la indemnización por accidente de tráfico.

A partir de ahora dejamos atrás la antigua (pero aún vigente) Ley 34/2003 y los correspondientes baremos de cada año publicados en el BOE.

Según la fecha en la que se ha producido el accidente utilizaremos el sistema de valoración actual o el antiguo.

Por defecto a partir de 1 de Enero del 2016 usaremos siempre el sistema descrito en la Ley 35/2015.

En este año 2017, se requiere la actualización de los valores de indemnización públicados en la Ley 35/2015.

La actualización se realiza con el índice de revalorización de las pensiones previsto en la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

La actualización del índice de revalorización de las pensiones previsto en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para este año 2017 es de un 0,25 %

El 0,25% es el indice  publicado en el:

Real Decreto 746/2016, de 30 de diciembre, sobre revalorización y complementos de pensiones de Clases Pasivas y sobre revalorización de las pensiones del sistema de la Seguridad Social y de otras prestaciones sociales públicas para el ejercicio 2017

 

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.

  • -
Tasaciones de Seguros

Tasaciones de Seguros

TASACIONES DE SEGUROS Y TASADORES

En este post, vamos a hablar de las Tasaciones de Seguros en virtud del Articulo 38 de la Ley del contrato del seguro y conforme todos los asegurados tienen derecho a contratar a sus propios peritos tasadores de seguros cuando no están de acuerdo con la tasación del seguro realizada por el perito de seguros de su propia compañía aseguradora.

La tasación del siniestro o daños del asegurado es susceptible de valorarse por tanto desde dos puntos de vista, el punto de vista del tasador del asegurado y el del tasador de la aseguradora.

Las tasaciones de seguros se deben realizar desde un punto de vista neutral, por eso la propia Ley del Contrato del Seguro “condiciona” a que el tasador del seguro de la compañía y el tasador de seguro del asegurado lleguen a un acuerdo o acta conjunta.

La cuestión que se pregunta muchas veces el asegurado, es:

¿Tengo que pagar a mi propio perito cuando no estoy conforme con el tasador de seguro de la aseguradora?

El Art. 39 de la Ley del Contrato del Seguro viene a responder que el asegurado (cliente) en caso de no estar conforme con la tasación de seguro realizada por su compañía deberá contratar a su propio perito de seguros para defender sus intereses en el siniestro acaecido, por tanto el asegurado deberá pagar y contratar a su propio tasador de seguros pagando por adelantado, pero si posteriormente se da el caso de que la valoración del seguro realizada por el perito de la aseguradora fuese “proporcionadamente baja”, en ese caso, existe la posibilidad de que la compañía aseguradora abone los honorarios del tasador de seguros privado que ha contratado el asegurado. (Digo “posibilidad” dado que la ley obliga a la aseguradora a pagar los honorarios, pero no siempre es así).

Por tanto al final, cada perito tasador de seguros (el del cliente y de la aseguradora) intentarán llegar a un acuerdo que satisfaga el punto de vista del siniestro y emitirán un acta conjunta para evitar con ello la designa del tercer perito o la asistencia a juicio en caso de desacuerdo entre perito de aseguradora y perito de asegurado.

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.

  • -
Perito - Redacción del informe/dictamen/peritaje

Perito – Redacción del informe/dictamen/peritaje

Perito – Redacción del informe/dictamen/peritaje

Hay que diferenciar los términos informe, dictamen y peritaje. Un informe es un documento en el que únicamente se describe lo que se observa, un dictamen es un informe en el que el Perito emite su opinión sobre lo que se trata, y un peritaje es un informe o un dictamen que se hace servir como prueba pericial ante un juez.

Un peritaje pues, sería el más extenso de los tres, el cual debe estar bien estructurado para facilitar la comprensión de cualquier persona ajena a la materia.

Para ello debe estar formado, en general, por los siguientes apartados:

Índice

Introducción: donde se expone el motivo del peritaje, así como los agentes implicados

Antecedentes: apartado en que se desarrolla los sucesos previos a la solicitud del peritaje. Por ejemplo, si se trata de un peritaje médico, podría ser el historial clínico de la persona, así como gestiones oportunas, si se trata de un edificio, se indicarían intervenciones de técnicos anteriores, mantenimiento, antigüedad, etc.

Visita: en prácticamente todo peritaje, se requiere la visita al lugar de los hechos, la exploración de la persona… en función de la materia del dictamen. Así pues debe haber un apartado en el que se indique las observaciones como Técnico, Doctor o entendido en la materia que considere necesarias para el caso en concreto.

Análisis: Según el caso, será necesario consultar normativas que justifiquen la opinión del Perito, cálculos, u otros, que deben ser incluidos para que toda afirmación resulte debidamente justificada.

Consideraciones: lugar donde se exponen todos aquellos condicionantes, o premisas previas, a partir de las que se emite la opinión del Perito, y que en caso de alguna de ellas se demostrase incierta, podría modificar la conclusión final.

Conclusión: A partir de los antecedentes conocidos, del examen realizado por el Perito experto en la materia, y toda la documentación analizada por el mismo, se emite la opinión de las causas o el origen de los daños reclamados.

Valoración: A menudo, se solicita  al Perito que de un valor a los daños ocasionados, bien sean de reparación de patologías constructivas, de accidentes, de daños corporales, por lo que en base a cada materia se realizará los cálculos oportunos.

Todo ello, debe ser redactado con criterios objetivos (respaldados con normativa) , imparciales (sin procurar beneficiar a ninguna parte interviniente), y racionales (aportando propuestas de reparación económicamente y técnicamente más viables, la forma más rápida y eficaz…)

Un buen Perito, es aquel que con toda la formación profesional, es capaz de explicar en un informe/dictamen/peritaje la situación, causa y daños, de forma que sea totalmente comprensible por una persona no entendida en la materia, abalando su opinión con justificaciones normativas.

 

 

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.

  • -
valor de inmueble

Valor de un inmueble (II)

Valor de un inmueble (II) – Método por comparación (ECO/805/2003)

En el presente artículo se exponen las principales características del método por comparación para dar el valor de un inmueble, que integra la orden ECO 805/2003, y que tal como se explicó en otro blog, es el más utilizado.

Como su propio nombre indica, se basa en la comparación de inmuebles similares al objeto de estudio, a los que la Orden llama “comparables”. Se deben buscar un mínimo de 6 muestras que sean lo más similares al objeto a valorar, principalmente, en su misma ubicación y con una superficie similar, y con el máximo de características similares en la medida de lo posible.

Para que se corresponda el valor de un inmueble, se debe tener en cuenta la superficie, el estado del inmueble, a reformar o reformado, las instalaciones, si dispone de carpintería metálica y de qué tipo, altura, vistas, terraza… En algunas zonas incluso van acompañados de aparcamiento y/o trastero, en caso de terrenos urbanos, que disponga de la misma calificación urbanística, pues no valdrá lo mismo un terreno en el que se pueda construir una vivienda que diez, o una nave industrial.

No obstante, es complicado localizar todas las características, por ello, la orden deja a criterio del perito, la capacidad de homogeneizar la muestra, ello significa que se pueden aplicar aquellos coeficientes que el tasador considere relevantes con la finalidad de adaptar el precio unitario de cada muestra, hasta un máximo del 15%.

No debe olvidarse el concepto de la especulación, puesto que las muestras que se pueden localizar en diferentes portales inmobiliarios, en caso de vendedores privados existe un regateo, y en caso de inmobiliarias, se incluye una comisión, que no forma parte del valor de un inmueble.

Dentro de la multitud de muestras, lo lógico es utilizar las de precios unitarios (€/metro cuadrado), más bajos, ya que los compradores, a igualdad de condiciones, adquirirán el más barato, por lo que, ello hace que sea un valor de mercado más probable de ser vendido, aunque este es un criterio de la que suscribe.

Es importante conocer la zona, ya que en ocasiones una calle puede formar límite entre dos barrios muy diferentemente valorados, del que depende el valor de inmueble, es aconsejable hacer uso de estadísticas públicas de los Ayuntamientos, Ministerio de Fomento, etc.

Una vez cotejadas y homogeneizadas un mínimo de seis muestras, se calcula el promedio del precio unitario de todas ellas y se multiplica por la superficie de la vivienda, así se obtiene el valor de un inmueble de mercado del objeto de estudio.

 

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.