Category Archives: TASACIONES

  • -

COMO TASAR MI MOTOCICLETA?

Tal como hemos visto en el anterior blog, “Como tasar mi coche”, vamos a ver como valoraríamos una motocicleta.

Remarcar que como cualquier bien, incluido una motocicleta debemos tener en cuenta que el mercado de compra-venta depende de la oferta y la demanda. De igual manera, se utiliza principalmente el método de comparación y las tablas GANVAM pueden ser una buena opción. Eso si, tal como se dijo en el anterior blog, són boletines de pago.

A pesar de ello la siguiente información será de gran utilidad para ti, dado que te dará una aproximación justificada de su valor real.

Existen ocasiones en las que por circunstancias determinadas no existen muestras o las muestras no reflejan la realidad. En esos casos hay que analizar de la forma más objetiva posible para lograr obtener su precio justo.

 

Como se tasa una motocicleta sin muestras de mercado?

 

Para empezar con nuestra valoración debemos saber cuanto cuesta y cuando fue matriculada la motocicleta.

En base a eso obtendremos un valor nuevo y una antigüedad.  Debemos depreciar  su valor en función de su antigüedad. Para ello, existe el anexo 4 de tabla oficial del Ministerio de Economia y Hacienda que aparece en el BOE, actualizado cada año. Es utilizada incluso por la DGT para conocer el valor de un vehículo y cobrar sus respectivas tasas por trámites.

En base a la experiencia, toda motocicleta del mismo modelo y año no está en el mismo estado y  por tanto no vale lo mismo. Hay motocicletas con pocos kilómetros y muchos años que en base a esta tabla oficial tendrían un valor venal muy bajo. De igual manera en el caso opuesto.

 

Principales parámetros o factores determinantes.

 

Para poder ajustar la valoración en función del estado debemos aplicar  parámetros y definir una función que nos aproxime lo máximo posible a su valor.

  • Parámetros:

Kilometraje: contra más kilómetros tenga más penalizaciones debemos aplicarle.

Aspecto: Valoramos la estética,  dependiendo de su estado global en función a su antiguedad.

Mecánica: Si existen piezas mecánicas que deben ser sustituidas o necesita reparaciones deberemos depreciarlo.

Estado neumáticos y transmisión: Es importante remarcar que requiere especial atención el estado de desgaste de los mismos.

Extras: Si dispone de extras se deben valorar en función de su estado e utilidad para el comprador.

 

Tenemos más parámetros que en una valoración de coche pero su índice de variación es ligeramente menor.

Una vez definidos los parámetros debemos poner un ejemplo para dar su valor.

Cada parámetro variará entre 0.9 y 1.2 en función de su valoración objetiva. Teniendo en cuenta que 1 sería un estado normal o medio, un 0.9 sería un mal estado y 1.2 un excelente estado.

Pongamos un ejemplo:

 

Quiero valorar cuanto cuesta una Honda CB 600F de Enero 2013. El vehículo cuesta nuevo 8.200 euros y tendría en 2017 algo mas de 4 años de antigüedad. Según la tabla oficial su valor teorico seria de un 47 %, es decir 3.854 euros.

Teniendo en cuenta su estado valoramos cada parámetro, (K, A, M, N y E) obteniendo un valor promedio de 1.09.

Si aplicamos la formula obtendremos que según el estado que indican los parámetros, la motocicleta tendría un valor de ~4.200 euros.

El objetivo es ajustar el valor teórico con los parámetros, pudiendo variar según el criterio del técnico o especialista.

Es importante tener criterio para otorgar los valores a los parámetros ya que podemos entrar en conflictos. Por ejemplo, un vehículo prácticamente nuevo no se le podría aumentar mucho el parámetro de Aspecto, ya que lo común seria que estuviera en buen estado. De igual forma con el parámetro de Kilómetraje, ya que lo habitual es que con pocos años tenga pocos km. En motocicletas se considera que un kilometraje habitual medio son unos 10.000 km/año. Variará dependiendo de la cilindrada y potencia de la misma.

Existe una excepción a la regla.

 

Esto ocurre cuando tenemos motocicletas con más de 12 años de antigüedad. Estas según la tabla tendrían un valor teorico del 10%. Es decir que rondaría entre 500 y 1500 euros dependiendo del modelo. Las motocicletas clásicas que tienen mayores antigüedades son más exclusivas y originales, por tanto su precio real de venta será mayor.

Para esos casos no podríamos aplicar estos conceptos y nos basariamos en oferta-demanda y el interés del comprador. De igual manera existen modelos más exclusivos o motocicletas con mejor envejecimiento que a pesar de tener muchos años se valoran por encima de mercado.

Si ha sido útil compártelo.

Nos vemos en el siguiente blog.

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.

  • -

COMO TASAR MI COCHE?

Para valorar un cualquier bien, incluido un coche debemos que tener en cuenta que el mercado de compra-venta depende principalmente de la oferta y la demanda.

Evidentemente, en la valoración de un bien existen diferentes puntos de vista. El propietario siempre va a valorar su propiedad en exceso y el comprador a la inversa.

Existen varios métodos para el cálculo del precio de un coche. Quizás la más habitual por la mayoría de los usuarios es la de comparación.

Cabe destacar que las compañías de seguros suelen trabajar con las tablas GANVAM. Ellas están basadas en valores estadísticos teniendo en cuenta parámetros medios.  Este boletín es de pago y las empresas de compra-venta o concesionarios de vehículos lo adquieren para tener precios referenciales con los que valorar los vehículos.

A pesar de ello, existen ocasiones en las que por circunstancias determinadas no existen muestras o las muestras no reflejan la realidad. En esos casos hay que analizar de la forma más objetiva posible para lograr obtener su precio justo.

 

Como se tasa un coche sin muestras de mercado?

 

Para empezar con nuestra valoración debemos consultar  la tabla oficial del Ministerio de Economia y Hacienda que aparece en el BOE anualmente (BOE-A-2015-13918). Alli aparecen todos los modelos del mercado con sus respectivas versiones.  Con eso y su año de matriculación consultaríamos en la tabla del anexo 4 y depreciaríamos en función a su antigüedad.

En base a la experiencia, todo vehículo del mismo modelo y año no está en el mismo estado y  por tanto no vale lo mismo. Hay vehículos con pocos kilómetros y muchos años que en base a esta tabla oficial tendrían un valor venal muy bajo. De igual manera en el caso opuesto.

 

Principales parámetros o factores determinantes.

 

Para poder ajustar la valoración en función del estado debemos aplicar  parámetros y definir una función que nos aproxime lo máximo posible a su valor.

  • Parámetros:

Kilometraje: contra más kilómetros tenga en relación a su antigüedad más penalizaciones debemos aplicarle. Es decir si el coche ha recorrido más de 20.000 km anuales convendría penalizarlo. Hay que tener en cuenta la cilindrada y el tipo de motor, diesel o gasolina.

Aspecto: Valoramos la estética,  dependiendo de su estado global teniendo en cuenta que necesitaría una penalización si existen rayadas, golpes o reparaciones a realizar en la chapa del vehículo. Es importante tenerlo en cuenta para preveer ese gasto.

Mecánica: Si existen piezas mecánicas que deben ser sustituidas o necesita reparaciones deberemos depreciarlo. Es recomendable llevarlo a un taller mecánico especialista para valorar su estado. Pueden existir daños o vicios ocultos que un usuario convencional no percibe pero si un especialista.

Una vez definidos los parámetros debemos poner un ejemplo para dar su valor.

Cada parámetro variará entre 0.9 y 1.3 en función de su valoración objetiva. Teniendo en cuenta que 1 sería un estado normal o medio, un 0.9 sería un mal estado y 1.3 un excelente estado.

Pongamos un ejemplo:

 

Quiero valorar cuanto cuesta un coche marca Peugeot 407 2.0 HDI sport Aut comprado en Noviembre de 2007. Según la tabla tiene un valor de 23.500 euros y una antigüedad de mas de 9 años a fecha actual. Según la tabla oficial su valor teorico seria de un 19 %, es decir 4.465 euros.

Teniendo en cuenta su estado, valoramos cada parámetro, (K, A y M):

Si aplicamos la formula obtendremos que el coche a valorar, tiene pocos km para ser un diesel (K= 1.2). No tiene ninguna rascada ni daño estético pero su pintura no luce igual que nueva (A= 1.1). Y finalmente vemos que tiene problemas en la caja de cambio que debemos preveer (M= 0.9). En base a los parámetros aplicados el vehículo tendrá un valor de ~5.300 euros.

El objetivo es ajustar el valor teórico con los parámetros, pudiendo variar según el criterio del técnico o especialista.

Es importante tener criterio para otorgar los valores a los parámetros ya que podemos entrar en conflictos. Por ejemplo, un vehículo prácticamente nuevo no se le podría aumentar mucho el parámetro de Aspecto, ya que lo común seria que estuviera en buen estado. De igual forma con el parámetro de Kilómetraje, ya que lo habitual es que con pocos años tenga pocos km. En autos se considera que un kilometraje habitual medio son unos 20.000 km/año. También dependerá lógicamente del tipo de motor, cilindrada y potencia del mismo.

Existe una excepción a la regla.

 

Esto ocurre cuando tenemos vehículos con más de 12 años de antigüedad. Estas según la tabla tendrían un valor teorico del 10%. Es decir que rondaría entre 1000 y 2500 euros dependiendo del modelo. Las autos clásicos que tienen mayores antigüedades son más exclusivos, originales y únicos, por tanto su precio real de venta será mayor.

Para esos casos no podríamos aplicar estos conceptos y nos basariamos en oferta-demanda y el interés del comprador.

Espero que os sea útil la información aportada. Compartirlo si creeis que puede ser de interés.

Nos vemos en el próximo blog.

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.

  • -
Tasaciones de Seguros

Tasaciones de Seguros

TASACIONES DE SEGUROS Y TASADORES

En este post, vamos a hablar de las Tasaciones de Seguros en virtud del Articulo 38 de la Ley del contrato del seguro y conforme todos los asegurados tienen derecho a contratar a sus propios peritos tasadores de seguros cuando no están de acuerdo con la tasación del seguro realizada por el perito de seguros de su propia compañía aseguradora.

La tasación del siniestro o daños del asegurado es susceptible de valorarse por tanto desde dos puntos de vista, el punto de vista del tasador del asegurado y el del tasador de la aseguradora.

Las tasaciones de seguros se deben realizar desde un punto de vista neutral, por eso la propia Ley del Contrato del Seguro “condiciona” a que el tasador del seguro de la compañía y el tasador de seguro del asegurado lleguen a un acuerdo o acta conjunta.

La cuestión que se pregunta muchas veces el asegurado, es:

¿Tengo que pagar a mi propio perito cuando no estoy conforme con el tasador de seguro de la aseguradora?

El Art. 39 de la Ley del Contrato del Seguro viene a responder que el asegurado (cliente) en caso de no estar conforme con la tasación de seguro realizada por su compañía deberá contratar a su propio perito de seguros para defender sus intereses en el siniestro acaecido, por tanto el asegurado deberá pagar y contratar a su propio tasador de seguros pagando por adelantado, pero si posteriormente se da el caso de que la valoración del seguro realizada por el perito de la aseguradora fuese “proporcionadamente baja”, en ese caso, existe la posibilidad de que la compañía aseguradora abone los honorarios del tasador de seguros privado que ha contratado el asegurado. (Digo “posibilidad” dado que la ley obliga a la aseguradora a pagar los honorarios, pero no siempre es así).

Por tanto al final, cada perito tasador de seguros (el del cliente y de la aseguradora) intentarán llegar a un acuerdo que satisfaga el punto de vista del siniestro y emitirán un acta conjunta para evitar con ello la designa del tercer perito o la asistencia a juicio en caso de desacuerdo entre perito de aseguradora y perito de asegurado.

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.

  • -
valor de inmueble

Valor de un inmueble (II)

Valor de un inmueble (II) – Método por comparación (ECO/805/2003)

En el presente artículo se exponen las principales características del método por comparación para dar el valor de un inmueble, que integra la orden ECO 805/2003, y que tal como se explicó en otro blog, es el más utilizado.

Como su propio nombre indica, se basa en la comparación de inmuebles similares al objeto de estudio, a los que la Orden llama “comparables”. Se deben buscar un mínimo de 6 muestras que sean lo más similares al objeto a valorar, principalmente, en su misma ubicación y con una superficie similar, y con el máximo de características similares en la medida de lo posible.

Para que se corresponda el valor de un inmueble, se debe tener en cuenta la superficie, el estado del inmueble, a reformar o reformado, las instalaciones, si dispone de carpintería metálica y de qué tipo, altura, vistas, terraza… En algunas zonas incluso van acompañados de aparcamiento y/o trastero, en caso de terrenos urbanos, que disponga de la misma calificación urbanística, pues no valdrá lo mismo un terreno en el que se pueda construir una vivienda que diez, o una nave industrial.

No obstante, es complicado localizar todas las características, por ello, la orden deja a criterio del perito, la capacidad de homogeneizar la muestra, ello significa que se pueden aplicar aquellos coeficientes que el tasador considere relevantes con la finalidad de adaptar el precio unitario de cada muestra, hasta un máximo del 15%.

No debe olvidarse el concepto de la especulación, puesto que las muestras que se pueden localizar en diferentes portales inmobiliarios, en caso de vendedores privados existe un regateo, y en caso de inmobiliarias, se incluye una comisión, que no forma parte del valor de un inmueble.

Dentro de la multitud de muestras, lo lógico es utilizar las de precios unitarios (€/metro cuadrado), más bajos, ya que los compradores, a igualdad de condiciones, adquirirán el más barato, por lo que, ello hace que sea un valor de mercado más probable de ser vendido, aunque este es un criterio de la que suscribe.

Es importante conocer la zona, ya que en ocasiones una calle puede formar límite entre dos barrios muy diferentemente valorados, del que depende el valor de inmueble, es aconsejable hacer uso de estadísticas públicas de los Ayuntamientos, Ministerio de Fomento, etc.

Una vez cotejadas y homogeneizadas un mínimo de seis muestras, se calcula el promedio del precio unitario de todas ellas y se multiplica por la superficie de la vivienda, así se obtiene el valor de un inmueble de mercado del objeto de estudio.

 

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.

Llamar