Joyas de oro

joyas de oro

Ester Pallisa Gabriel

28/02/2015

Joyas de oro

El presente artículo, pretende dar unas pinceladas de lo que se debe tener en cuenta a la hora de valorar nuestras joyas de oro y la importancia de tener documentación en posibles reclamaciones .

Para realizar una valoración real y precisa, es necesario disponer de las joyas, dado que el valor depende de la autenticidad, el peso, y los quilates (medida que identifica el grado de pureza del metal). El diseño únicamente se valora en caso de que su autor sea de reconocido prestigio.

Habitualmente, la compra de oro se destina a su fundición para hacer una nueva pieza, motivo por el cual no importa la firma de la joya, y por lo tanto, lo que el propietario haya pagado por ella, sino que lo que se valora, es estrictamente el peso y la calidad del material.

Para obtener el peso de las joyas de oro, basta con una báscula de precisión, no obstante, para identificar la pureza del oro, nosotros utilizamos el test de ácidos del oro, que consiste en frotar las joyas de oro en una piedra Arkansas, y aplicar una serie de ácidos, existiendo uno distinto para cada quilataje, los más habituales son de 10, 14, 18, y 22. Una vez raspada la joya de oro en la piedra, si se aplica el ácido correspondiente o inferior a su propia pureza, el oro sigue siendo visible, de lo contrario, desaparece.

Una vez conocedores de ambos datos, únicamente debe consultarse la cotización diaria del oro que corresponda a nuestra pureza (quilates), para multiplicarla por el peso.

Nos encontramos en ocasiones en procedimientos judiciales, en los que se deben valorar una serie de joyas de oro que han sido sustraídas. En el mejor de los casos, la policía  localiza la tienda a la que han sido vendidas, en cuyo caso dispondremos de los datos suficientes, quilates y peso, junto a la ficha que hacen al vendedor que proporcionó dichas joyas de oro.

Por desgracia, otras no aparecen, y sin disponer de los datos, se hace imposible valorar las joyas de oro. Esta problemática, también la podemos encontrar ante seguros del hogar, los cuales tras un hurto/robo no valoran adecuadamente tus pertenencias. Así pues, es importante, cuando se dispone de joyas de oro de gran valor, o gran cantidad de ellas, que exista algún documento en el que consten dichos datos, acta notarial, certificado de la tienda, factura de compra a partir de la cual poder obtenerlos, etc. Ya que de lo contrario, la valoración de las joyas de oro, y por tanto la reclamación de su valor económico a quien corresponda, se hace inviable.

Quizás te interesa leer…

PSICOLOGÍA Y DERECHO

PSICOLOGÍA Y DERECHO

  Un matrimonio bien avenido Si hablamos de dos profesiones de ayuda a los demás en la resolución de conflictos, nos referimos a la psicología y al...

Call Now ButtonLlamar