La importancia de decir siempre la verdad.

decir la verdad

David Muñoz Ortego

Ingeniero

15/11/2017

Me gustaría el dia de hoy tratar un tema diferente a los tratados con anterioridad. Un aspecto importante en la ética y moral són las actitudes y decisiones que tomamos en nuestra vida. Uno de las principales hechos que dan palabra a una persona y le dan valor, es decir la verdad.

A pesar que el concepto de verdad es algo bastante complejo que depende del carácter de cada uno y de la educación que ha tenido, interesa entrar más en profundidad en el tema. Aveces no decir nada o una “mentira piadosa” puede evitar muchas interpretaciones y problemas a priori. En ocasiones incluso, puede llegar a ser la mejor decisión ante una determinada problemática.

 

¿Por qué es importante decir la verdad?

 

Decir las verdades puede ser tan malo como decir mentiras, ya que la bondad de ambas opciones depende de lo que se sabe y de las consecuencias que se sigan de lo que se dice.

A pesar de ello, cuando uno es sincero, implica reconocer sus virtudes y defectos. Eso te ayuda a poder ser una mejor persona.

A la mayoría de los ciudadanos la verdad que más interesa es la moral y la ética. La primera para tranquilidad de su consciencia y para poder fiarse de las personas con las que se relaciona, y la segunda para saber, con alta probabilidad, qué es lo mejor que  le conviene hacer.

La moral se basa en valores, normas y principios particulares,  mientras que la ética se fundamenta en universales.

Hay quienes afirman que existen tres clases principales de verdad: la formal, la física y la convenida. La formal, como las de las matemáticas o de cualquier juego, es exacta, porque solamente hace referencia al cumplimiento o no de las reglas. Pero las físicas son sólo aproximativas, según la información y tecnología de que se dispone. Las convenidas,  dependen de los valores que entran en juego y de la capacidad de convenio entre las personas. Todas pueden cambiar si se cambian las reglas de juego, si se perfeccionan las teorías y técnicas de investigación y si se modifican los valores e intereses humanos.

A pesar de diferentes interpretaciones y estudios que tratan el tema de la verdad en profundidad es importante que tengamos como premisa y como costumbre decir siempre la verdad.

La verdad es sincera, es honesta, es dura, es tajante, es incómoda pero siempre deja la consciencia tranquila y el corazón contento.

 

Como perito judicial, es clave y determinante ser sincero y honesto, diciendo “la verdad”.

 

Realizar el trabajo siempre de manera objetiva y profesional para mantener la confianza que los ciudadanos tienen en la figura de los peritos. En caso contrario perderíamos el significado del valor de la palabra y nos defraudaríamos a nosotros mismos.

Quizás te interesa leer…

PSICOLOGÍA Y DERECHO

PSICOLOGÍA Y DERECHO

  Un matrimonio bien avenido Si hablamos de dos profesiones de ayuda a los demás en la resolución de conflictos, nos referimos a la psicología y al...

Call Now ButtonLlamar