La negociación como solución de conflictos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
  • -
la negociación como solución de conflictos

La negociación como solución de conflictos

La negociación como solución de conflictos

Medios alternativos de solución de conflictos (parte 1)

Para dar impulso al tema de la negociación como solución de conflictos, considero importante mencionar definición. Según la fuente que he leído para hacer esta reflexión, tomo prestado como base lo dicho por el Sr. CARLES MENDIETA SUÑÉ, Licenciado en Psicología, quien entiende por la negociación como solución de conflictos “el proceso en el que dos o más partes, con cierto grado de poder, con intereses comunes y en conflicto, se reúnen para proponer y discutir propuestas explícitas con el objetivo de llegar a un acuerdo”. Otra definición de la negociación como solución de conflictos a destacar encontramos  en el Real Academia de la Len4gua EspañolaDer. Tratos dirigidos a la conclusión de un convenio o pacto”

Indagando un poco más sobre el tema de “la negociación como solución de conflictos”, de lo expuesto sobre ella en varias fuentes, de personas entendidos en la materia, he encontrado diversas informaciones sobre el mismo, y lo que más me parece importante para adentrarse en este mundo y su proceso es lo establecido en el MÉTODO DE NEGOCIACIÓN DE ROGER FISHER Y WILLIAM URY, parece ser éste un tema donde muchos autores han coincidido para explicar cómo llevar a cabo “la negociación como solución de conflictos”.

En este método lo más destacable para mi es la importancia de centrarse en los intereses propios de cada uno, pero sin olvidar el del otro, es decir, hay que tener en cuenta ambos intereses, y debemos evitar negociar según las posiciones, así evitaremos peligrar relaciones de un negocio futuro, si actuamos de tal manera, habremos sido capaces de separar a las personas del problema y tendremos más posibilidades de terminar “la negociación como solución del conflicto” con un acuerdo beneficioso para las partes de dicha negociación.

Los sentimientos y las emociones en la negociación como medio de solución de conflictos

También debo decir, que en especial me llama la atención el tema de los SENTIMIENTOS en “la negociación como solución de conflictos”, puesto que en muchas ocasiones éste siempre sale aflorando, esto me recuerda a algunas negociaciones en que tuve la oportunidad de asistir (entre empresa privada y organismo público), solo observando, para precisamente estudiar el comportamiento de las partes y pude deducir (de aquellas negociaciones) que es mucho más difícil poner en práctica el CONTROL DE LAS EMOCIONES Y SENTIMIENTOS cuando hay mucho en juego, por ejemplo, el prestigio de los propios negociadores como profesionales, el que puedan decir “hemos ganado”, es muy fácil dejarse llevar por este tipo de sentimiento, pero también he visto, que esta virtud (el control de los sentimientos y emociones) lo tienen mejor controlados las personas experimentadas en el tema. También he observado que es muy importante la COOPERACIÓN entre las partes, el entender que no se está compitiendo con la otra parte, que lo que se pretende es negociar, para llegar a un acuerdo con un beneficio mutuo.

En mi opinión, considero que en “la negociación como solución de conflictos” siempre tenemos que considerar varias opciones, y debemos de concienciarnos que en algunos puntos debemos ceder para poder alcanzar aquellos objetivos que es más importantes para nosotros, a mi entender,  lo que buscamos en “la negociación como solución de conflictos” es un punto de equilibrio, ceder pequeños puntos para lograr en la medida de lo posible aquello que es más importante para nosotros, no debemos de pensar que conseguiremos todo, por eso es importante analizar previamente nuestros intereses reales y poner en punto de discusión otras cosas que no son tan importantes, de esta manera, podemos hacer ver que prescindimos de algunas cosas y tendremos más posibilidades de llegar a un acuerdo beneficioso para ambas partes, por tanto, se puede resumir este equilibrio en perder algo de menor valor para ganar otra cosa de más valor para nosotros, por esta simple y sencilla razón es de suma importancia marcar la estrategia que vamos a utilizar.

Esto me hace pensar en que “la negociación como solución de conflictos” precisamente esta para llegar a un punto de equilibrio, puesto que de no ser así, perdería su razón de existir, de esta manera, si vamos en la negociación con la idea de competir, ganar, no conseguiremos el resultado deseado, si vamos con este pensamiento, quizá sería más factible pensar en un litigio.

Llegado a este punto, también me parece importante el lugar donde llevar a cabo la negociación, pero no considero de vital importancia como lo expuesto en párrafos anteriores, si bien es importante el tiempo empleado, la facilidad que se tiene cuando se realiza “la negociación como solución de conflictos” en un ambiente que conocemos bien, no veo mayores inconvenientes respecto de este punto, puesto que según mi experiencia, una negociación, sobre todo si hay mucho en juego, casi siempre se dan en dos o más ocasiones, de este modo, podríamos ir intercambiando los lugares de reuniones, y así evitarnos mayores esfuerzos e inconvenientes en pensar donde hacer la reunión, ser flexibles en este punto, puesto que se entiende que en una negociación ambas partes tenemos intereses.

Dicho esto, existe un factor muy importante, que es previo a “la negociación como solución de conflictos”, conocer en mayor medida y mejor posible a la otra parte, conocer de quien se trata, analizar que podría ser para ellos lo más importante, hacer un estudio más o menos profundo del terreno donde vamos a pisar. Podríamos ponernos en su lugar e investigar que tiene más relevancia para ellos, cuales son puntos fuertes y que podríamos proponerle que les pueda interesar.

Y por último, en el tema de “la negociación como solución de conflictos”, pero no por ello menos importante, es escoger bien a la persona que nos va a representar en la negociación, puesto que no todos tenemos esa capacidad necesaria para llevar a cabo esta tarea, debemos intentar que esta persona se acerque lo más posible a lo señalado por  SAMFRITS LE POOLE (1989), “El negociador ideal tiene una mente rápida, pero una paciencia sin límites; sabe cómo ser modesto y sin embargo firme, cómo despistar sin ser mentiroso, cómo inspirar confianza sin confiar él mismo en los demás, cómo encantar a lo1s demás sin sucumbir a sus encantos, y tiene mucho dinero y una bella esposa para que pueda permanecer indiferente a todas las tentaciones de la riqueza y las mujeres”. He escogido esta definición porque es lo que más se acerca, a mí entender a un buen negociador, arriesgándome con esta descripción pecar de pretenciosa, puesto que es muy difícil que una sola  persona reúna todas estas cualidades, pero no estaría mal que esa persona tenga algunas de estas virtudes.

Por lo expuesto en el presente artículo “la negociación como solución de conflictos”, es importante en caso de que se tenga un conflicto asegurarse primero de que ha agotado las diferentes vías para resolver dicho conflicto antes de acudir a los tribunales que son siempre costosos en tiempo y dinero.

¿Te ha gustado esta publicación?
Clic aquí para suscribirte. y recibirás GRATIS en tu e-mail nuestras publicaciones.
The following two tabs change content below.
Febe Ayala Benítez

Febe Ayala Benítez

Graduada en Derecho. Máster en Gestoría Administrativa. Máster en Abogacía.
Febe Ayala Benítez

Latest posts by Febe Ayala Benítez (see all)


Llamar