MEDIACIÓN

Joan Ambrosio Nieto i Marí

Psicólogo

01/08/2017

La mediación

Se puede solicitar cuando se desea resolver un conflicto entre dos partes con el acompañamiento y orientación de un tercero, el mediador. Éste gestiona el proceso de mediación y facilita llegar al acuerdo.

El rol del mediador es de tercero neutro, competente e imparcial que aceptado por las partes ayuda a conseguir un acuerdo extrajudicial.

El proceso de mediación

Es un proceso de negociación voluntario, estructurado y confidencial. En el proceso se llega a una propuesta de solución el conflicto.

Para aceptar la mediación es necesario elegir y confiar en el mediador que ha de generar el ambiente que permita el proceso siendo equitativo y garantizando la confidencialidad.

El objetivo de la mediación es el acuerdo consensuado en una serie de asuntos y el establecimiento de un acuerdo, en forma de documento escrito.

El desarrollo de la mediación

Primero el mediador recoge información del conflicto, a cada parte por separado. La información necesaria para la negociación incluye las sensaciones, sentimientos y pensamientos en relación a como vive el problema cada parte, la relación entre las partes y sus intereses, personas implicadas, impresiones, etc… Además de aclarar y especificar el asunto objeto de conflicto. Se expone , organiza y prepara la mediación.

Comienza la mediación

Se recibe a las partes aclarando la postura de cada una y haciendo que adquieran el compromiso de confidencialidad. Después se especifica y establecen los objetivos y manera de proceder. Finalmente se inicia la mediación en la que se establecen las sesiones, el tiempo, ciertas normas consensuadas.

Para orientar la mediación se ha de especificar lo que cada parte quiere, aclarar la responsabilidad de cada parte en el conflicto. En el núcleo de la mediación:  Se especifican las posiciones de ambas partes por turnos, esto conlleva una atención plena en la que se observa, escucha y capta de forma neutral cada posición y se identifican los intereses, posiciones, necesidades. Se expone lo que cada parte expresa con reconocimiento mutuo de las necesidades e intereses.

Proceso

Encontrar una salida que satisfaga ambas partes. Se generan opciones de solución a través de técnicas de negociación, comunicación y gestión de conflictos. Se evalúan las opciones que se hayan generado y se seleccionan las opciones buscando las más interesantes para las dos partes.

Final y acuerdo

El acuerdo ha de quedar por escrito y firmado por las partes que se comprometen a cumplirlo y respetarlo.

Se aplica en el ámbito familiar, de las separaciones y divorcios. También es de aplicación en otros ámbitos como penal y civil. En todo caso, allí donde hay un conflicto entre las partes.

El mediador

El mediador ha de generar el ambiente que permita a las partes estar y seguir en el proceso de la mejor manera. Actúa con imparcialidad absoluta, facilitando la comunicación entre las partes y orientado el proceso abriendo vías de solución si éste se estanca.

Es un facilitador sabe reconocer y transformar aquellas reacciones, emociones y pensamientos que bloquean la resolución del problema. Bloqueos que se producen cuando las personas están en conflicto. El facilitador está entrenado en habilidades como empatía, saber escuchar,  técnicas de comunicación, relaciones interpersonales y manejo del conflicto, así como conocimientos legales.

Seguiremos,

Joan Ambrosio Nieto

Elige para ti lo que te gustaría que todos tuvieran

Servicio de orientación y ayuda psicológica para estrés, ansiedad, miedos, coaching y superación psicológica

Quizás te interesa leer…

SOCIEDAD Y DERECHO

SOCIEDAD Y DERECHO

La sociedad, tal como se concibe en el mundo occidental no puede existir sin un conjunto de normas que la regulen y ordenen en sus diferentes...

Call Now ButtonLlamar